Saltar al contenido

Conducir un coche sin seguro a tu nombre

junio 15, 2020
Conducir un coche sin seguro a tu nombre

La política de las compañías aseguradoras sugiere preguntas respecto a conducir un coche sin seguro a tu nombre. Ante ciertas situaciones, como: cuando le pides el auto a un amigo o familiar, pues necesitan llegar rápido a una reunión y tu carro esta averiado, debes conocer las condiciones que contempla el seguro en caso de daños.   

El hecho de que un auto sea manejado por varios conductores aún sin cambiar de dueño, no es un evento aislado. El asunto es que habiendo ocurrido alguna afectación, las aseguradoras asumen diferentes posturas en cuanto a cubrir o no los daños con el seguro. 

Si bien hay mayor garantía de respaldo al declarar un segundo conductor o uno ocasional a la póliza, esto también tiene sus desventajas. Mientras más personas estén incluidas, más se encarece el contrato. 

Al aumentar el número de  ocupantes del carro, ascienden las posibilidades y rapidez del deterioro, y a su vez, el riesgo de la compañía. Esto es razón por la cual muchos no declaran a terceros en la prima del contrato, asumiendo el peligro que proviene de la conducción de un auto sin seguro a su nombre. 

Existen ciertas variables que limitan la cobertura, según las pólizas, que van en correspondencia a diversos factores.

Qué determina el seguro de un auto dañado que no está a tu nombre 

Conducir un coche sin seguro a tu nombre
Qué determina el seguro de un auto dañado que no está a tu nombre

Las compañías aseguran la cobertura frente a cualquier eventualidad en que, los que están incluidos en la prima, se ven envueltos. Sin embargo los que no lo están, también pueden conducirlo, pero cada compañía fija unas regulaciones para hacerse cargo de los daños. También ocurre que decida no hacerlo. 

Los siguientes factores son determinantes para ser cubiertos o no por las aseguradoras. Se analizará desde la posición del que afecta un carro sin seguro a su nombre. 

  • Edad: existen regulaciones acerca del mínimo de edad según el cual los jóvenes pueden apelar al seguro de un carro que no está a su nombre. 
  • Experiencia: un mínimo de años con el carnet de conducir, se requieren para ser cubiertos por las aseguradoras. 
  • Circunstancias: el estado del accidentado, con relación al uso de drogas o consumo de alcohol. 
  • Responsabilidad: si eres culpable o víctima definitivamente será un factor decisivo, tanto para los que pertenecen a la prima del contrato, como para los que no. 
  • Tipo de póliza contratada: las condiciones de cada póliza determinarán la decisión de cobertura o no, ante situaciones de dudas. 
  • Permiso en regla: La posesión del permiso y la validez del mismo a la hora del evento, también influirá en la cobertura del seguro. 

Alto riesgo en un coche sin seguro a tu nombre

Conducir un coche sin seguro a tu nombre
Alto riesgo en un coche sin seguro a tu nombre

¿Qué te convierte en un conductor de alto riesgo? Estar dentro de un rango determinado  de edad y no alcanzar el tiempo mínimo de tenencia del carnet de conductor.  

 Algunas aseguradoras aceptan una edad igual o mayor de 25 años como ideal para ser cubiertos por el seguro, aunque no estén declarados en la póliza. Es decir, consideran a dicho conductor fuera de la edad de riesgo.

No obstante, el límite de años es sumamente variable, y puede oscilar entre edades menores a los 25, y en otros casos mayores: hasta 28 o 30. De igual forma se establece una cantidad de años de experiencia con del carnet, esta va desde dos años, y puede llegar hasta cinco. 

Los jóvenes noveles (poca experiencia), usan el auto en mayor o menor medida, pero son los más propensos a cualquier tipo de accidente. Razón por la cual las compañías no suelen responsabilizarse de ellos. Conducir un coche sin seguro a tu nombre, podría complicar las cosas,esa es una razón para ser más que precavidos en situaciones como estas.

Ellos suelen usar el auto de los padres o de otro familiar para ir adentrándose en el manejo del mismo. Los padres, por otra parte, a veces no los incluyen en la prima del contrato. Con esta medida se ahorran un poco de dinero, al evitar el sobreprecio por cantidad de integrantes de la prima y por el conductor de alto riesgo.  

No obstante, lo más aconsejable es mantener a la compañía al tanto de cada uno de los que empleen el carro con regularidad. Así garantizarán la atención de la aseguradora frente a cualquier acontecimiento. Esta sería invalidada si el conductor de alto riesgo no formará parte de la prima.

Cómo influye la responsabilidad en el accidente al conducir un coche sin seguro a tu nombre.

Para evaluar la responsabilidad de un conductor se consideran los términos: culpable o víctima. Ser uno de los dos influirá en la cobertura por los daños a un coche que no está a tu nombre. 

Cuando se es considerado la víctima del accidente, o sea, el reclamante, aunque el auto no esté a tu nombre el problema se resuelve sin muchas complicaciones. No es así si eres conductor de alto riesgo. En este caso, el proceso de reclamación comienza luego de que se te exija la diferencia de la prima del total anual, sin importar cuanto falte para la renovación (varios meses o pocas semanas). Casos extremos llevan al reclamante a un proceso judicial, cuyos costos son sufragados por él. 

Si se te considera culpable, en general la aseguradora no cubrirá los gastos propios. Pero siempre se atenderán los perjuicios a terceros (provocados a una persona o algún bien material). Que el culpable del accidente en un coche ajeno reciba la cobertura de la compañía, depende de las condiciones de la póliza y qué términos rijan la aseguradora. 

Conducir un coche sin seguro a tu nombre: seguro de coches de alquiler

La normativa principal es que el que alquile el coche, lo conduzca bajo su responsabilidad. Si se tiene previsto que más de una persona lo utilice, deberás declararlo. Así el valor del alquiler ascenderá, pero garantizará el seguro en caso de una eventualidad. 

Si el que estaba al volante no era el titular, la compañía puede asumir diversas posturas: no indemnizar, reducir la indemnización por la regla de la equidad, y otros.  

En conclusiones, es mejor no conducir un auto del cual no poseas seguro a tu nombre. Sobre todo si perteneces al grupo de alto riesgo. A pesar de las posibilidades de ser cubiertos por la aseguradora, te someterías al peligro de no serlo. Claramente, no manejar nunca bajo los efectos de estupefacientes, ni en ausencia de tu carnet. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies