Saltar al contenido

Dónde invertir 10000 euros

abril 5, 2020
Dónde invertir 10000 euros

Para todos los que somos mileuristas, ahorrar 10000 euros implica bastante sacrificio, así que elegir un instrumento de inversión supone un esfuerzo considerable. La elección debe estar basada en nuestros gustos y preferencias, así como en nuestra tolerancia al riesgo.

Aquí la palabra clave es riesgo. Si buscamos una mayor rentabilidad, debemos estar dispuestos a asumir un mayor riesgo.

Invertir dinero sin riesgo

Vivimos en tiempos convulsos, la economía internacional afecta a los países de formas impensables hace algunos años atrás. Siempre está presente el fantasma de la recesión. La inestabilidad política también se constituye en un factor impredecible. Es nuestro deber estudiar a profundidad todas las opciones antes de decidir dónde colocar esos 10000 euros que tanto nos han costado ahorrar.

Para los menos impetuosos, dejar el dinero en el banco o guardarlo bajo el colchón puede ser una buena alternativa. Se olvidan de la antipática inflación, esa especie de impuesto silencioso que día a día consume nuestro dinero.

Por lo tanto, la elección más adecuada es invertir ese dinero. A continuación presentaremos algunas alternativas que cada ahorrador podrá evaluar y decidir según su buen criterio.

Invertir 10000 euros en inmuebles

La inversión en ladrillo es una de las preferidas. Es algo tangible y genera seguridad. Si revisamos las cifras de los organismos oficiales, podremos confirmar que la rentabilidad ha estado en crecimiento en los últimos años. Aunque siempre está presente el fantasma del estallido de la “burbuja inmobiliaria”. Este es un factor que se debe valorar.

El factor riesgo es menor en el sector inmobiliario. Con 10000 euros es posible adquirir una plaza de garaje o un local comercial o dar la entrada para un piso. Recordemos que en temas inmobiliarios los tres factores principales son: ubicación, ubicación y ubicación.

Para muchos inversionistas el ladrillo es una especie de valor refugio, ya que constituye un activo tangible. Ese tipo de inversión ofrece al propietario básicamente dos alternativas: alquilar o vender obteniendo una ganancia.

Debe considerarse que la inversión inmobiliaria es una adquisición de mediano a largo plazo. Si la intención es especular con el precio y vender rápidamente, podemos sufrir algunos sinsabores. Si esa es la intención del inversionista, le sugerimos humildemente que analice otras formas de inversión.

Invertir en la bolsa de valores

La inversión en bolsa requiere conocimientos básicos aunque muchos piensen que es una especie de casino. Por el contrario, recomendamos este tipo de inversión como una forma cómoda, rápida y segura dentro de ciertos parámetros relativamente sencillos.

Debemos tener muy en claro, que este tipo de inversión está sujeta a los avatares de los mercados globales. Diariamente podemos ver docenas de noticias sobre el auge y la caída de determinado valor o de la bolsa en general, eso puede espantar al profano. Pero basta con un análisis desapasionado para notar que quitando las fluctuaciones propias de los mercados, la tendencia en un lapso de varios años es hacia arriba.

La inversión en bolsa implica tener muy en claro que es renta variable. No existe, repetimos, no existe una manera garantizada de saber qué acciones son las más estables o si subirán o bajarán de precio en el corto plazo.

Hasta las empresas más sólidas puede tener varias sesiones en verde y luego descender abruptamente, ya sea por una situación coyuntural o arrastrada por un bajón generalizado. Y también puede suceder lo opuesto.

Invertir en renta fija

Ya mencionamos que la inversión en bolsa es invertir en renta variable. Así que si tenemos un perfil más conservador, podemos preferir invertir esos 10000 euros en renta fija o fondos de renta fija.

Es posible invertir nuestros 10000 euros a través de un fondo que invierte en renta fija o también es posible adquirir directamente bonos o letras del tesoro y pagarés de empresas. Cada uno de ellos tiene un plazo de redención y paga periódicamente un porcentaje de rentabilidad que es estable en el tiempo. El plazo habitual de pago es semestral y la redención o devolución del capital puede ser al año, cinco años o diez años. Inclusive hay valores que tienen un plazo mayor.

Podemos adquirir bonos de naciones o empresas. Existen empresas especializadas que otorgan calificaciones que podemos utilizar como guías orientadoras en nuestras decisiones de inversión.

La ventaja de estos instrumentos de inversión es que podemos venderlos antes de que se cumpla el plazo. Con una ganancia o pérdida dependiendo de la fluctuación habitual de los mercados.

Invertir 10000 euros en commodities: metales preciosos

El oro y la plata siempre han sido considerados como valores refugio, sobre todo el primero de los nombrados. Los metales preciosos funcionan a menudo como un activo que aumentan de precio en épocas de incertidumbre.

Los mercados son cada día más volátiles. El oro y la plata siempre han sido elementos codiciados a lo largo de la historia humana. Generalmente tienen una relación de 1:14 o 1:15 respectivamente en sus valores en onzas.

Analizando su precio a lo largo de la historia, podremos observar su tendencia alcista. Con épocas de bajones que obedecen a situaciones que en su momento ocasionaron su caída, pero luego fueron olvidadas. Y cada cierto tiempo podemos leer en la prensa especializada que su precio ha superado el máximo histórico precedente.

Gracias a la modernidad, no es necesario adquirirlos de manera física, se pueden comprar desde la comodidad de nuestros hogares. Y luego venderlos cuando consideramos que el precio ha alcanzado el valor que consideramos conveniente o seguir conservándolo para que continúe dentro de nuestro portafolio personal.

Invertir por nuestra cuenta o a través de un asesor

Antes de concluir queremos mencionar que a menudo existe el afán de querer hacerlo todo por cuenta propia, sin buscar una opinión experta que nos oriente. Eso puede tener connotaciones positivas y negativas.

Es evidente que si optamos por invertir siguiendo nuestro propio criterio, debemos mejorar nuestra educación financiera. La prensa especializada suele dar consejos, pero generalmente llegan cuando la oportunidad ya ha pasado y el mercado está muy próximo a una corrección.

Así que podemos optar por contratar los servicios de una empresa o un asesor. La ventaja es que podremos acortar el tiempo de decisión antes de invertir nuestros 10000 euros. La desventaja estriba en que esta asesoría nos ocasionará un gasto que puede mermar nuestra rentabilidad de manera importante.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies