Saltar al contenido

Economía colaborativa: ¿Qué es, tiene futuro?

septiembre 11, 2020
Economía colaborativa

En el pleno siglo XXI son muchos los modelos de consumo alternativo que se han desarrollado. La relación entre quienes prometen los productos y quienes los necesitan comprar ha cambiado de forma significativa.

Actualmente, el poder de la economía colaborativa ha ganado mucho auge. Este modelo demuestra que se pueden realizar negocios donde el dinero no sea el protagonista. Resulta común que te preguntes, qué es la economía colaborativa y si tiene futuro. De ser así, este artículo te será increíblemente útil. 

Concepto de economía colaborativa

En el modelo colaborativo los servicios se consideran bienes de cambio; es decir, este sistema se concentra en la ayuda mutua. Muchas empresas ya disponen de negocios colaborativos; sin embargo, aunque fue impuesto desde el 2010, aún es pronto para definir si asumirá una trascendencia global o solo parcial.

La definición de economía colaborativa es imprecisa. Las compañías que adquieran este modelo deben aportar determinado valor a activos que estén sin utilizar. Los servicios de la empresa deben basarse en 3 principios fundamentales: la transparencia, la humanidad y la autenticidad.

El objetivo de este tipo de colaboración es lograr mejorar la situación económica y social de sus trabajadores. Con respecto a los clientes, estos deben poder obtener beneficios económicos. El negocio dentro de la economía colaborativa debe permanecer dentro de las doctrinas de responsabilidad colectiva y beneficio mutuo. 

La economía colaborativa es el cambio del patrón económico tradicional a uno más sustentable, que deriva de la digitalización. Se proyecta en lograr un cambio en la mentalidad de los consumidores. 

Características de la Economía colaborativa

Economía colaborativa
Características de la Economía colaborativa

Las empresas que trabajan con este patrón son muy heterogéneas. En los siguientes renglones podrás conocer las 4 características fundamentales de los negocios y las industrias que incluyen este modelo:

  • Emplean la tecnología para facilitar las actividades comerciales. Estos métodos digitales se componen de las webs y las aplicaciones móviles. 
  • Su control de la calidad se corresponde con el sistema de calificación que suministren los propios usuarios. 
  • Los trabajadores que trabajan en las plataformas digitales presentan flexibilidad en los horarios. 
  • Las empresas colaborativas confían en que sus trabajadores utilicen sus propias herramientas para brindar un servicio. 

Campos de la economía colaborativa

El concepto colaborativo engloba muchos términos. La creación de este modelo ha generado el éxito de muchas compañías a nivel mundial. Cada una de ellas se ha destacado en diferentes campos. Ahora te muestro cuáles son los 4 campos fundamentales en esta disciplina:

1- Consumo colaborativo 

En este tipo de economía se emplean las plataformas digitales. La tecnología consigue que los clientes se pongan en contacto, y así, puedan intercambiar artículos, la mayoría de manera gratis. La compañía más reconocida en este modelo es “Uber”, que permite a sus usuarios compartir el carro. 

2- Conocimiento abierto 

Esta modalidad incluye la extensión del conocimiento sin ningún obstáculo legal o administrativo. Pueden presentarse de forma diaria o mediante los escenarios digitales. Por ejemplo, Coursera, es una plataforma donde los interesados pueden estudiar cursos gratuitos, en diferentes idiomas y distintos niveles de complejidad. 

3- Producción colaborativa 

Se define como una red digital donde se promueve cualquier proyecto o servicio de diferentes tipos. Dentro de las compañías que más destacan en este tipo de economía colaborativa se encuentran: el Nubelo de España y Workana en el país argentino. Ambas empresas prometen servicios profesionales y operativos en cualquier actividad laboral. 

4- Finanzas colaborativas

Este tipo de economía colaborativa incluye préstamos, ahorros, microcréditos, donaciones y vías de financiación. Por ejemplo, existen las ofertas de Wesura, que es una empresa que se dedica a los seguros colaborativos. Brindan aseguramiento para celulares, bicicletas, computadoras, entre otros bienes. 

¿Qué perfil tienen los consumidores de la economía colaborativa?

Economía colaborativa
Economía colaborativa

Cuando comenzó a implantarse este modelo, los clientes realizaban grandes cantidades de compras de todo tipo de servicios. Esta situación acarreó como consecuencia la saturación de los consumidores.

Con el paso de los años, y por la crisis económica, los usuarios se planteaban cada vez más si necesitaban comprar algún producto de manera imprescindible. Este cambio se produjo a raíz de la aparición del comercio online. Al principio, las personas no confiaban en el método digital, pero ya en el año 2018 España contaba con 19,9 millones de compradores online. 

Actualmente, los clientes conocen la competencia de las compañías y la variación de los precios por medio del internet.  Además, a la hora de comprar un producto o solicitar algún servicio buscan que sea de la manera más sencilla posible.

Las empresas con economía colaborativa se han ajustado a estos cambios en los consumidores y están dispuestas a complacer sus necesidades. 

La economía colaborativa en muchos sectores

La economía colaborativa actualmente, está presente en la gran mayoría de los sectores que componen el sistema económico de los países. De hecho, quizás formes parte de un proyecto colaborativo sin darte cuenta.

Algunos ejemplos en los diferentes campos de la economía colaborativa podrás observar en las siguientes líneas.

Ejemplos de la economía colaborativa de consumo

Este campo se concentra en aprovechar los patrimonios de manera responsable y eficiente, para lograr la satisfacción de los clientes. Algunos ejemplos dentro de este campo son:

  • Mercado de segunda mano.

Este tipo de actividad comercial se basa en vender productos a precios bajos que ya han sido manipulados, pero se encuentran en excelente estado. Las personas que venden se centran más en la reutilización y el reciclaje que en la riqueza económica, para contribuir de esta manera al cuidado del medio ambiente.

La desventaja para los clientes de estas empresas es que no se aceptan devoluciones. Los productos en oferta incluyen ropa, muebles, material académico, juguetes infantiles, entre otros. Ejemplos de escenarios dónde se llevan a cabo estas ventas constituyen Amazon, Wallpop y EBay. 

  • Alojamiento colaborativo

Las empresas dedicadas a esto prometen una nueva manera de viajar y encontrar dónde alojarse. En la actualidad, existen sitios que te permiten encontrar desde un alquiler de una casa, como el caso de Airbnb, hasta la posibilidad de cambiar tu casa por otra de forma gratuita y por un tiempo, como es el caso de HomeExchange.

Existen relacionado con el consumo colaborativo plataformas que se dedican a llevar comida a las casas a modo de intercambio gastronómico. Por otra parte, dentro del turismo se destacan compañías como Trip4real, TriperOne y Vayable, que promueven la economía colaborativa a modo de guías gastronómicas, deportivas, culturales o de compras. 

  • La movilidad en el transporte

Como resultado de este modelo económico se han creado miles de alternativas para que puedas trasladarte de manera fácil y barata. Wesmartpark y Parkclick son ejemplos de empresas que ponen en práctica el consumo colaborativo.

El transporte presenta un gran número de regulaciones; por ello, la entrada de las compañías que practican la economía colaborativa es muy polémica. Los Ubers cada vez toman más fuerza, esto se debe a que estas compañías prometen al cliente un servicio personalizado de taxis.

Los Ubers operan como taxis contratados mediante una aplicación en la telefonía móvil. Los clientes pueden contar con numerosos detalles y atenciones por parte de los trabajadores de la compañía.

Por ejemplo, tienen la posibilidad de optar por la música que deseen, reciben ofertas de botellas de agua y facilidades de pago. Además, promete un servicio ágil, rápido y seguro. 

Por otra parte, se encuentra BlaBlaCar, una empresa que se dedica a mantener en contacto a conductores de autobuses y pasajeros para recorrer largas distancias. Resulta una empresa que no presenta fines lucrativos, el gasto que realizan los clientes solo es para cubrir el viaje.

Otra empresa que se destaca en el tema del transporte colaborativo es Carsharing. Consiste en una compañía de coches para alquilar por horas. Respiro Madrid, BlueMove, Car2Go o wibel, son algunos ejemplos de este tipo de organización. 

Ejemplos de la economía colaborativa de producción

Este tipo de economía colaborativa se denomina peer-to-peer, y está representada por las conexiones entre los clientes para crear proyectos y servicios. Los ejemplos de este campo se definen en las siguientes líneas. 

  • Coworking.

Este ejemplo de economía colaborativa productiva, es también denominado Working Alone Together. En las últimas décadas el éxito de este campo ha ido en aumento. Este estilo consiste en un sitio abierto que simula una oficina, en el que trabajadores pueden trabajar con gente a solas.

  • Crowdsourcing.

Este tipo de empresa consiste en traspasar una situación o un problema a un grupo de personas totalmente independientes, que aportan diferentes soluciones. Las nuevas ideas elaboradas por el grupo son fabricadas y vendidas por la firma. 

Resulta indispensable que las personas sean conocedoras del tema y aporten ideas independientes, sencillas y accesibles.

  • Open software o libre conocimiento.

En este ejemplo se incluye cualquier programa que respete la libertad de los clientes. Los consumidores tienen la posibilidad de elaborar, editar y modificar el conocimiento. Un ejemplo conocido por más de 5 millones de personas es la enciclopedia colaborativa, denominada Wikipedia. 

Ejemplos de la economía colaborativa en las finanzas participativas

Este campo colaborativo inició a consecuencia de la crisis, que produjo que las empresas redujeron sus préstamos. Algunos ejemplos ilustradores dentro de este campo son:

  • Crowdfunding.

El financiamiento colectivo como también se le llama a este ejemplo, consiste en que diferentes usuarios reúnen recursos para lograr el desarrollo de determinado proyecto.  Existe una estrecha colaboración entre las personas que participan de manera activa y comprometida con la ejecución de la idea. 

  • Las monedas sociales.

Estas herramientas proporcionan un intercambio de bienes y servicios en una determinada zona. Se construyen de dos formas a través del banco de tiempo o las redes de trueque. Un ejemplo de esta moneda es la Sol-Violette en el país francés, que constituyó una iniciativa para lograr el impulso del comercio en la localidad. 

Ventajas de la economía colaborativa

Las ventajas de este tipo de economía se definen de la siguiente manera:

  • Permite ahorrar económicamente.

La colaboración en la economía es más barata e incluso algunos servicios son gratis. Todas las plataformas colaborativas ofrecen servicios a un precio considerablemente menor del que pagarías a una firma tradicional.

Un ejemplo de ello es Freecycle, una empresa conformada por un grupo de personas que destinan su tiempo a regalar y recibir de manera gratuita los productos. Wibel constituye otro ejemplo de ahorro, esta organización te brinda la posibilidad de conducir un automóvil sin que lo tengas que comprar. 

  • Promete servicios más factibles.

Gracias a las plataformas digitales, resulta extremadamente sencillo solicitar cualquier servicio, así como, obtener determinado producto. 

  • Favorece la conciencia ambiental.

Las empresas basadas en el concepto de colaboración se enfocan en promover iniciativas que contribuyan al reciclaje, y, por lo tanto, a cuidar el medio ambiente. 

  • Impulsa el emprendimiento.

Muchas firmas apoyan las ideas de algunos usuarios y colaboran para que lleven a cabo sus proyectos. Un ejemplo de este financiamiento constituye la película “El Cosmonauta”, que contó con el respaldo económico de Crowdfunding, y consiguió una recaudar
300 000 euros.  

  • Amplía constantemente la oferta de servicios.

El éxito de este modelo económico radica en el abanico de alternativas y nuevas promesas que posee. 

  • Permite a sus clientes pagar con intercambios y no con dinero.

Brinda la posibilidad de pagar determinado servicio o producto a través de un intercambio e incluso por tu tiempo. 

Otras ventajas de la economía colaborativa

  • Crea un ambiente de solidaridad.

Las plataformas colaborativas se establecen en un entorno de confianza y conexión entre los clientes y los trabajadores. Un ejemplo de ello, lo constituye la empresa Eatwith, que además de ofrecerle a sus usuarios la posibilidad de consumir un plato tradicional del sitio donde están visitando, permite conocer a sus anfitriones. 

  • Admite el pago por Internet.

Esta ventaja contribuye a agilizar todo el proceso con lo que se garantiza el pago en el momento que efectúes la operación.  

  • Los trabajadores presentan horarios flexibles.

La flexibilidad en los horarios permite que el personal pueda dedicarle tiempo al trabajo tradicional y recoger un ingreso extra por las labores en las empresas colaborativas.

Desventajas de la economía colaborativa

A pesar de poseer numerosas ventajas, este modelo económico presenta algunos inconvenientes:

  • Presenta problemas con la legislación.

A pesar de que la ley apoya la existencia de empresas con economía colaborativa, esta no avala todas las formas en las que se presenta. 

  • Causa insatisfacciones en las empresas más conservadoras.

Un ejemplo evidente de manifestación de este descontento es las protestas y manifestaciones de los taxis tradicionales contra de los Ubers. 

  • Crea incertidumbre en la sociedad.

La inseguridad es normal cuando es un proceso novedoso que cada vez toma mayor fuerza. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies