Saltar al contenido

Emprendimiento: La fórmula para hacerlo eficaz

noviembre 2, 2020

Emprendimiento ha sido una constante de los últimos años en muchos países; sin embargo no todos se han desarrollado de manera eficaz. Muchos, por el contrario, han visto el fracaso por diversos motivos. Es por ello que es necesario seguir una especie de fórmula que te permita avanzar con gran éxito.

La fórmula para el éxito de un emprendedor eficaz

Cada empresario o persona que ha realizado algún emprendimiento tiene, de antemano, su fórmula perfecta. Esta se basa, sin duda, en sus experiencias. Sin embargo, la mayoría d ellos coinciden en algunas estrategias, una de ellas y la más importante, es mantener la actitud correcta para emprender. Para ello, será necesario considerar tres formas importantes.

Cambiar tu forma de pensar

Lo fundamental es romper todos los esquemas con los que venimos desarrollándonos, en especial a acostumbrarnos a tener un jefe que nos de indicaciones. Es necesario buscar constantemente innovar y solucionar.

Mantener planificación y orden

Si ya has emprendido con algún negocio, vendrá una de las partes más difíciles, que es mantener orden y planificación constante para evitar que caiga nuestro negocio. Si no consideras mantener esto, es posible que como emprendedor, no avances con ninguna rapidez.

Sé responsable

Es fundamental que todo emprendedor se responsabilice por cada error, así como por todos los aciertos que tenga. Si no has realizado lo antes mencionado, planificar y ordenar, es posible que no funcione tu negocio, y en este caso no cabe culpar a otros.

Emprendimiento

Lo que necesitas para un emprendimiento exitoso

Son múltiples los pasos a seguir para ejecutar un emprendimiento. No podemos pretender hacernos cargo de una empresa y hacerla crecer de la noche a la mañana. Todo debe pasar por cierto proceso en el que necesitamos mucha disciplina y constancia. A continuación mencionaremos algunas sugerencias importantes y necesarias para un emprendimiento exitoso.

Trabaja por metas, no por horas

Los trabajos por horas suelen traernos grandes errores. Por un lado, solemos autoengañarnos por creer que al cumplir un horario, estamos siendo productivos, y por otro lado, olvidamos conducir nuestra propia energía. Por tal motivo, si lo que deseas es mantener un emprendimiento, se debe desarrollar la capacidad para realizar un trabajo con enfoque.

Priorizar, ante todo, para lograr discernir entre lo que es urgente y lo que es realmente importante. De esta forma, tendremos la capacidad de dedicarle nuestro mayor tiempo y energía a todo aquello que le aporte mayor valor al cumplimiento de nuestros objetivos. No se trata, por tanto, de las horas que trabajemos, sino de los resultados que obtenemos.

Que sea independencia y libertad antes que seguridad y comodidad

Tienes que aclarar exactamente lo que tienes y no autoengañarte. Si lo que deseas es dinero rápido, lo que necesitas realmente es un empleo, no un emprendimiento. Éste último, será, antes que nada, un camino de incertidumbre: nada es seguro.

Emprender se trata, antes que nada, de salir de nuestra zona de confort. Es una aventura que requiere la superación de nuestros límites propios. Ser empresario radica en que nuestro salario no dependerá de otros, sino de nosotros mismos. Esto será difícil siempre al comenzar, aunque finalmente nos genere la suficiente libertad como para que explotemos todo el potencial que tengamos.

Rentabiliza lo que te apasiona

Para todo emprendedor, nuestro trabajo será una herramienta para cumplir con nuestro propósito de vida, no un deber. Sin embargo, es necesario que antes de renunciar nuestro empleo para iniciar en algún negocio propio, se debe trabajar en el desarrollo de una mentalidad emprendedora.

No se trata de ilusionarnos en que trabajaríamos menos y ganaríamos más por ser emprendedor. Debemos concientizar que el emprender nos garantiza materializar lo que realmente nos apasiona, todo esto al ejecutar nuestros proyectos.

Busca clientes en vez de jefes para tu emprendimiento

Uno de los fracasos del emprendedor radica en la búsqueda constante de jefes, más que de clientes. Esto es posibles gracias a que solemos arrastras hábitos creados por los empleos tradicionales. Hay que tener en claro que la relación que tendremos con nuestros clientes no será jamás igual a la que solíamos tener con un jefe.

Es fundamental hacer este cambio de enfoque, por tal razón debemos asegurarnos de mantener una autonomía sobre nuestro trabajo y nuestro tiempo. Debemos tener en claro nuestra propuesta de valor y enfocarnos; además de ser completamente específico respecto a las características de ella.

Aporta valor sin vender tu tiempo

Como bien hemos mencionado, es muy diferente la dinámica que llevamos laboralmente hablando siendo empleados, a la dinámica empresarial. Es indiferente para los clientes el tiempo que nos tome ejecutar y entregar el producto o el servicio, su interés es que aportemos, ante todo, valor a sus vidas.

La construcción de nuestra propuesta de valor se basa en lo que tenemos para ofrecer, así como lo que desean nuestros potenciales clientes. Mientras más valor aportemos, el precio será mayor, de tal manera que sí estarán dispuestos a pagarlo, siempre que valga para ellos la pena.

Delega sin desgastar el trabajo operativo de tu emprendimiento

La capacidad de delegar es una de las herramientas que más éxito ha generado en los más grandes emprendedores y empresarios. Con ello, no se trata simplemente imponer sobre otros el trabajo que deben realizar. Para delegar con éxito existen tres claves fundamentales.

Trabajar con los mejores

Es necesario asegurarnos de tener a nuestro lado las personas más capacitadas; y que además, sean de confianza. Que tengan en mente el compromiso tanto como tú.

Empodera a tu equipo

No cabe de ninguna manera contratar a las personas más capaces e inteligentes, para simplemente darle órdenes. Si hemos escogido a las mejores personas capacitadas para formar el equipo ideal, es necesario generarles la mayor información y herramientas para que ejecuten su trabajo, sin limitarlo. Si haces lo contrario, estarás creando una barrera que irá en contra al crecimiento de tu negocio.

Estandariza

Es necesario crear protocolos y formatos estándares que funcionen como referencia a todo tu equipo al momento de realizar su trabajo. Debes evitar caer en el gran error de burocratizar cada uno de los procesos de tu negocio.

Ahorra para invertir

Debes aprender a invertir, es parte fundamental para el desarrollo de una mentalidad empresarial. No hay que saber simplemente cómo ganar dinero, sino cómo administrarlo. Que el dinero trabaje para ti, y no tú para el dinero. Es un gran error gastar el dinero a medida que lo vas obteniendo; al realizarlo, te estancas y no permites el desarrollo de tu emprendimiento.

Si deseas que tu negocio crezca, debes, indudablemente, invertir en él. La máxima ley de todo emprendedor, es poner las necesidades del negocio por encima de los personales.

Sé proactivo y no reactivo

Debemos tener aclaradas las diferencias entre el empleado y el emprendedor. El primero tendrá siempre tendrá un superior que se encargará de asignarle sus funciones; el emprendedor, por otro lado, no puede esperar a que alguien más le diga lo que deberá realizar. Debe ser autodidacta y proactivo.

Es sumamente necesario mantenerse proactivo, considerando que quizás existan días en los que no desees hacer nada, tendrás pereza, estarás cansado, de mal humor, deprimido… son estos días los que debemos tomar mucho más coraje y comprender por qué iniciamos tal emprendimiento, de tal forma que rendirnos no debe ser una opción y será necesario levantarnos y seguir.

No buscar culpables y enfocarnos a solucionar

Es necesario asumir nuestras responsabilidades y encontrar siempre soluciones. Siendo un emprendedor, todo lo que suceda o no es completamente nuestra responsabilidad, de nadie más. Esto, independientemente de en quién hayamos delegado alguna labor.

No culpes a otros miembros del equipo de los errores suscitados. Tu marca, en general, será la afectada por incumplirle a algún cliente. Es completamente tu responsabilidad contar con el equipo ideal para cumplir con tu propuesta de valor, aunque podrán ocurrir en determinado momento algunos inconvenientes.

Para cualquier cliente, valdrá mucho más que se asuman los errores, y de tal manera hacer ver el compromiso; mucho más que ver la ineficiencia de algún empresario mientras escucha que culpa a sus propios colaboradores.

No temas a los cambios de tu emprendimiento

Gestiona los cambios, no temas a ellos. Aunque en ocasiones la dinámica laboral se torne rutinaria, cosa que podría generarnos un rechazo a los cambios. Quejarse de emplear un nuevo software, cambiar el lugar de trabajo o realizar algún procedimiento de forma diferente.

Es ideal que todo nuestro equipo sea, además de proactivo, reacia a recibir cambios y que se encuentren en procesos constantes de reinversión para evolucionar con mayor éxito. Siendo emprendedor, líder, debes ser el primero en adoptar esta doctrina.

Emprendimiento

Enfócate en valores y no en precios

Debemos concientizar que si algo es barato, no quiere decir que vale la pena tal costo. Es necesario aprender a identificar el valor de las cosas. Podrás perder mucho dinero por dejarte llevar por el valor de las cosas, esto es más emocional que inteligente.

Enfócate en las oportunidades más que en los recursos

Debemos eliminar de nuestro vocabulario grases como “Si yo fuera…”, “si yo tuviera…”, y más, al realizar esto, nos estamos enfocando en los recursos más que en las oportunidades. Un gran empresario es aquél que es capaz de ver el árbol, aunque solo tenga una semilla.

Más que frenarte con “peros…” debemos preguntarnos un “cómo…” para desarrollar las mejores estrategias para ejecutar un negocio exitoso.

Las 10 pasos que necesitas cumplir para un emprendimiento con éxito

Aunque para mantener un emprendimiento exitoso pueda ser suficiente lo ya mencionado con anterioridad, son diversas las metas que debemos trazarnos para lograrlos. Lo que mencionamos hace referencia a la actitud de emprendedor que debemos tener, ahora consideraremos las 10 metas que necesitas cumplir para su logro.

Crea un plan de negocios para emprendimiento

El primer paso que debes seguir si estás pensando en emprender tu propio negocio será crearte un plan de negocios adecuado a la idea que tengas de emprendimiento. Es necesario que cumplas ciertos objetivos que te debes trazar tanto a corto, mediano como a largo plazo.

Debes estructurar las estrategias necesarias para lograrlo, así como mantener una estructura organizada de ello, considerando el presupuesto que necesitas y las posibles soluciones a futuro. Si además, esto lo realizas por escrito, será de gran ayuda.

Emprendimiento

Define los clientes a los que te diriges

Debes definir tanto los patrones de consumo en torno a tu emprendimiento, como el comportamiento del mismo. Una idea para iniciar en ello, es ubicar las edades, la ubicación geográfica, el nivel socioeconómico y el género de tus posibles clientes, a ellos es que debes enfocarte y estudiarlos para saber cómo dirigirte a ellos.

Domina tu mercado

Para dominar el sector en el que deberás desenvolverte, tendrás que enfocarte precisamente en ese, así como detectar las ofertas que existen en la actualidad. A partir de esa investigación que realizarás, debes desarrollar tu propia “ventaja de compra”, que será única respondiendo a la petición de tu cliente.

Todo esto traerá como respuesta el por qué comprarte a ti, o contratarte a ti, en vez de a la competencia. Para ello debes estar claro en las ventajas de tu producto o servicio, así como los beneficios que te distinguen frente al resto.

¿Qué quieren tus futuros compradores?

Uno de los principales objetivos que debes tener claro, es proporcionarle al cliente lo que necesita; y no solo eso, sino superar las expectativas que éste tenga. Para evitar que tu emprendimiento caiga, debes desprenderte de mirar hacia tus propios gustos únicamente.

Un ejemplo muy claro, es que abras una tienda de panes en la que solo realices tus panes favoritos, y evites realizar lo que al público también pueda gustarle, aunque a ti no. Al hacer esto, estarás fracasando como emprendedor.

Realiza un análisis de la competencia de tu emprendimiento

Es de gran importancia indagar entre la competencia. No realizarás esto para copiar sus ideas, sino que a partir del análisis que realices de éstos, confirmarás si verdaderamente están satisfaciendo las necesidades de sus clientes. Si tu objetivo es posicionarte entre los mejores en el área que emprenderás, deberás considerar diferenciarte del resto.

Otras consideraciones que deberás tener en cuenta al momento de decidir convertirte en un emprendedor, además de lo ya dicho, será lo siguiente:

  • Realiza un plan de mercadotecnia.
  • Invierte en tecnología y publicidad.
  • Capacítate y asesórate más.
  • Forma alianzas como estrategia.
  • Forma tu propio equipo.

Al considerar todas las sugerencias acá descritas, estarás asegurando un eficaz emprendimiento. Aunque no haya una fórmula única, sin duda sí deberás actuar en pro de evolucionar constantemente, siendo siempre proactivo sin cerrarte a innovar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies