La alianza dada entre PrestaShop, Oney y PayPlug prepara el terreno del pago fraccionado en el comercio electrónico europeo

 

La nueva propuesta del comercio electrónico orbita en torno a la opción del pago fraccionado. Se trata de una modalidad que llega después de haberse detectado entre las necesidades más acuciantes de algunos compradores. Las empresas Oney, PayPlug y Prestashop han hecho equipo para implantar en internet, a nivel europeo, el denominado ‘Compra ahora y paga después’. Las tiendas digitales de países como Italia y Francia podrán disfrutar de este servicio a partir del mes de mayo, mientras que en España no será posible hasta bien entrado el verano.

La iniciativa puesta en marcha por estas tres compañías supone un salto cualitativo a la hora de atender las demandas de un perfil de usuario que busca una mayor flexibilidad en el pago. La idea es satisfacer las exigencias de los compradores en más de cien mil espacios de venta online cuyo negocio se sustenta gracias a Prestashop. De esta forma, la clientela contará con la posibilidad de fraccionar el pago de sus adquisiciones en varios plazos, siempre en función de cuáles sean los tiempos elegidos. La estrategia que plantean Oney, PayPlug y Prestashop es sencilla: ejercer como acreedores entre el usuario y el ecommerce en cuestión, asumiendo así el importe íntegro de la compra que luego le será devuelto poco a poco por el comprador.

Con esta dinámica financiera el trío de compañías consigue poner sobre el tablero una ventaja doble. Por un lado, el cliente puede sufragar el gasto completo de sus compras y, por otro, los negocios en internet quedan exentos de asumir el fastidio que conlleva recibir un dinero a plazos. El concepto que ponen en marcha PrestaShop, Oney y PayPlug se centra sobre todo en hacer del comercio electrónico un lugar en el que tenga cabida todo tipo de perfiles, en el que cualquier persona pueda adquirir los productos que necesita. Si todo marcha según lo previsto, la idea empezaría a propagarse por el resto de países que forman parte del continente europeo. No en vano, Polonia será el próximo lugar en el que se aplique la medida.

El origen del asunto

La opción de contar con un método de pago a plazos en internet proviene de un sistema puesto en práctica por PayPal a finales del pasado año. La célebre plataforma de pagos decidió en aquel entonces implantar esta posibilidad dentro de su portal web, consiguiendo de este modo que los usuarios puedan comprar en 3 plazos y con la ventaja de no tener que abonar ningún tipo de intereses ni comisiones. Además de esto, uno puede administrar sus cuotas como prefiera, incluso saldándolas antes de los previsto si así se desea.

Con políticas tan flexibles como esta, PayPal continúa ocupando plaza en el podio de los mejores espacios digitales dedicados a las transacciones económicas. Su nivel de garantía es tan alto que lleva años instaurado como un elemento imprescindible en aquellos entornos virtuales que realizan miles de intercambios monetarios al cabo del día, como son las entidades bancarias o las plataformas dedicadas a los juegos de azar. De hecho, cualquier banco o casino Paypal tiende siempre a ser visto por los compradores como un espacio confiable, y es que estamos ante un operador que protege en todo momento los datos financieros que recibe del cliente, reservando para ello un servidor al que no pueden acceder personas ajenas. La industria del juego online ha logrado cumplir de esta manera con las necesidades de seguridad que reclaman los nuevos tiempos. Gracias a PayPal, los jugadores llegan a las pasarelas de pago con la certeza de que su dinero viaje por internet sin ningún tipo de problema, siempre bajo el amparo de una monitorización constante y con el cifrado de los datos personales funcionando como un escudo frente a la piratería informática. No es extraño Oney, PrestaShop y PayPlug hayan tomado buena nota de ello.

El pago fraccionado se presenta pues como una gran ocasión para reforzar el atractivo del comercio electrónico, dado que ofrecer un repertorio extenso de facilidades provoca a su vez que aumente el volumen de compradores. Desde una casilla de salida así, la alianza dada entre estas tres compañías se prepara para asumir el liderazgo en torno al ‘Compra ahora y paga después’ a nivel europeo. Los números invitan al optimismo. Los ecommerces registraron una alta predisposición de los usuarios a la hora de hacer uso de esta modalidad de pago; en España llegó a moverse de esta manera un montante de más de 70 mil millones de euros.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies