Saltar al contenido

Cheque conformado ¿Qué es?

junio 12, 2020
cheque confirmado

Existen diversos tipos de cheques. En esta ocasión abordaremos uno en particular el cheque conformado o certificado, que se diferencia por su método de cobro y como su mismo nombre indica viene implícito una cláusula de conformidad en su parte posterior que asegura que el emisor consta con fondos suficientes para saldar la deuda. Cada día es más solicitado como medio seguro por la garantía de cobro que ofrece, no siendo el caso de otros tipos de cheques.

El banco, como institución financiera por excelencia, es la encargada de corroborar que la persona que emite el cheque tiene suficiente solvencia y así garantiza el pago. Para asegurar esto, lo que hace la entidad es retener el monto específico del cheque de la cuenta bancaria del emisor. En este proceso, autentica que se trata de un cheque conformado y provee legitimidad con la firma y sello de la institución.

Definición de cheque

Diferentes modalidades y tipos de cheques
Diferentes modalidades y tipos de cheques

No cabe dudas que, desde hace años, los cheques son uno de los métodos de pago más empleados. Sus funcionalidades van más allá de solo pagar en comercios. Por ejemplo, una compañía podría pagar a sus proveedores o a sus empleados autónomos con cheques. No obstante, para satisfacer las diferentes necesidades existen diversos tipos de cheque.

Primeramente, el cheque no es más que una orden de pago escrita o documento mediante el cual se le acredita a la persona que se le extiende la posibilidad de extracción de una cierta cantidad de dinero de una cuenta bancaria que, en la mayoría de los casos, corresponde a la persona o compañía que realiza el pago. 

Diferentes modalidades y tipos de cheques

El cheque bancario

En este caso el emisor del cheque es el banco mismo, el cual está forzado al pago. No es necesario que el cliente posee una chequera, ni cuenta en el banco que lo expide. 

Cheque bancario cruzado

La pérdida o robo del cheque supone un riesgo potencial de perder los fondos allí comprendidos. En aras de evitar esto, se le hace un cruce de dos líneas diagonalmente, dando a entender solo se abonará en cuenta y por la persona autorizada solamente.

Cheque bancario personal

Esta modalidad guarda estrecha relación con el cheque bancario tradicional solo que en este se deja explícitamente la única persona física o jurídica autorizada para recaudarlo.

Cheque de caja o cheque de gerencia 

Cheque emitido por una institución de crédito a sus filiales. El valor se retira de la cuenta del pagador (el director de la institución bancaria) a la emisión, en vez de al momento del cobro. 

Cheques de viajero 

Generalmente denominados “traveller’s check” (por su forma anglosajona). Las instituciones de crédito los expiden, y luego son remunerables por otro de sus sucursales dentro o fuera del país.

Tipos de cheque

Cheque al portador 

Es el talonario de cheques más común, sin embargo, hay que tener precaución de no perderlo. La persona que lo posee en sus manos es el beneficiario directo a la entrega en el banco y aquí reside precisamente el peligro de su extravío. No confundir con el endoso que es la entregada a un tercero para que lo cobre.

Cheque nominativo 

Es el más aconsejable puesto que es más seguro. El nombre de la persona queda explícito en el cheque mismo. Además, si es no es un cheque nominativo a la orden no se podrá endosar.    

Requisitos de un cheque conformado

Requisitos de un cheque conformado
Requisitos de un cheque conformado

Retomando el tema de este artículo, es necesario saber cuándo hacer uso de un cheque conformado y cuando no. Del mismo modo, es imprescindible saber los factores que determinan su legitimidad. Algunos de estos son:

  • Debe estar perceptible la suma de dinero a abonar.
  • Debe estar explícitamente el término conformado.
  • Debe estar explícitamente el nombre de la persona beneficiaria, ya que no puede emitirse al portador.
  • Debe tener la fecha y el lugar de su emisión.
  • Debe poseer la firma y el sello de la entidad financiera (banco emisor).

Tiempo de garantía de un cheque conformado

Es de suma importancia que el beneficiario conozca la fecha exacta del cobro del cheque, ya que, una vez superada esta fecha, perdería las garantías e incluso ciertos beneficios judiciales

El plazo de cobro es, según estipula la Ley del cheque, los quince días luego de la emisión del cheque conformado. Cifra que normalmente aparece en el propio cheque en la cláusula de retención.

Aun así, es recomendable cobrar esta modalidad de cheque lo antes posible. La razón de esto es que la retención mencionada anteriormente no puede en ningún caso oponerse a un concurso de acreedores ni a un embargo. De ser el caso, pudiera enfrentarse a un cheque conformado impagado.

Se debe tener en cuenta que, además, hay que abonar a la sucursal bancaria las comisiones correspondientes por emitir este tipo de cheque y por hacer válida la retención en la cuenta bancaria del emisor.

Ventajas e inconvenientes del cheque conformado

Ahora bien, como el cheque conformado no es el único método disponible del que podemos hacer uso para pagar a nuestros socios. Es recomendable conocer las ventajas y posibles contratiempos que conlleva su empleo.

Un posible contratiempo del cheque conformado pudiera ser que este solo nos retiene el monto a cobrar por un periodo de tiempo más bien corto (generalmente quince días). Luego de esa fecha no se garantiza el cobro del saldo. Este no es el caso del cheque bancario tradicional que no tiene plazo específico de cobro, ya que la garantía la da el propio banco emisor, pudiéndose cobrar hasta varios meses luego de su emisión. Además, no existe prácticamente diferencia de coste con respecto a otros tipos de cheque. 

A pesar de que los cheques son una modalidad de pago considerablemente segura, todavía crea ciertas desconfianzas si no es en el entorno de una relación comercial consolidada. En este caso, es muy probable que el beneficiario del cheque no quiera cobrar el monto mediante esta forma de pago ya que tendría que confiar en la palabra del emisor con respecto a la disponibilidad de saldo en su cuenta.

El cheque conformado sirve como solución a esta disyuntiva. Este brinda la posibilidad de plasmar por escrito la solvencia de la cuenta bancaria, de este modo, es más seguro y genera más confianza al acreedor. En algunas ocasiones, estos últimos son lo que demandan que se utilice los cheques conformados para tener la certeza absoluta de que el banco pagará el importe establecido en el título y de esta manera esté cubierto. Al contrario del cheque bancario convencional, que se corre el peligro de estar emitido sin fondos.

En general, cada medio de pago puede acarrear riesgos y beneficios, a la par. Un cheque conformado tiene una serie de ventajas en situaciones particulares, por ejemplo, en donde no haya confianza entre las partes interesadas. Su utilidad precisamente reside en suplir esa desconfianza o incertidumbre del pago. El cheque conformado sirve entonces como una garantía.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies