Saltar al contenido

Coste efectivo remanente ¿Qué es y cómo me Afecta?

junio 12, 2020
Coste efectivo remanente

Las entidades financieras o bancos les brindan a las personas una cantidad de dinero que el individuo debe reembolsar, al cumplir el período de tiempo establecido. Pero es conocido por muchos que todo sucede a cambio de un interés.

El dinero se encuentra traducido en un bien necesario para casi cualquier cosa que se pueda intercambiar. Resulta ser demandado en la sociedad. Pero también se encuentran los intereses y los indicadores que formarán parte del documento contractual a la hora de solicitar un crédito o préstamo.

En ese sentido se expondrán a grandes rasgos algunos aspectos generales de uno de los indicadores a tener en cuenta, cuando se decida solicitar un préstamo, el coste efectivo remanente.

Cómo calcular el Coste efectivo remanente

Es precisamente del Coste Efectivo Remanente, del cual se va  a tratar en esta ocasión. Elemento importante para convenir un préstamo. Si bien es cierto que hay que tener en cuenta la Tasa Anual Equivalente, una vez que se tenga seguro el préstamo, se debe acudir al Coste Efectivo Remanente.

El CER se calcula teniendo presente el tiempo pendiente de la liquidación hasta la fecha de cumplimiento del préstamo. Es decir que la TAE, será suplantada por el coste efectivo remanente, se contemplará tan solo los pagos hasta el vencimiento del adelanto.

En ese sentido el CER constituye un indicador que las entidades bancarias deben comunicar.

Diferencias entre los tipos de interés: TIN, TAE, CER

Diferencias entre los tipos de interés
Diferencias entre los tipos de interés

Debido al escaso entendimiento financiero del consumidor y la poca información brindada por las instituciones bancarias, hacen que se desconozca la importancia y el significado, de estos tipos de interés que a la larga tienen una gran influencia en los préstamos hipotecarios. El coste efectivo remanente es uno de estos de los cuales es preciso distinguir entre los otros, es por eso que a continuación se les menciona algunos aspectos que hacen la diferencia.

El tipo de interés nominal (TIN), no tiene en cuenta:

  • Los gastos que debe pagar el cliente.
  • El pago puede ser diario, mensual, cada tres meses, cada seis meses y anual.
  • Solo registra el capital inicial.

Pero también se encuentra la Tasa Anual de Equivalencia (TAE),  esta brinda un valor más real del préstamo y a diferencia del TIN, tiene en cuenta los siguientes aspectos:

  • Los gastos que deben pagar los usuarios.
  • Los gastos de estudio.
  • Las ganancias relacionadas con el préstamo.
  • Tiempo de término del préstamo.

Finalmente nos ubicamos en el Coste Efectivo Remanente (CER), este es el indicador que se relaciona con el tiempo que nos falta para culminar el cumplimiento del préstamo, es por eso que cuando se calcula, se tienen presente los pagos hasta la fecha de término.

Aspectos a tener en cuenta en el  Coste Efectivo Remanente 

Coste Efectivo Remanente 
Coste Efectivo Remanente

Existen algunas reglas a asumir en el Coste Efectivo Remanente:

El cálculo del coste efectivo tomará en cuenta los porcentajes que se perciben  y gastos que para el cliente sea preciso pagar por el crédito o préstamo recibido. En cambio no se estimarán las comisiones que se precisan a continuación:

    • Gastos a pagar a otras personas: en esencias los gastos legales, los impuestos y retribuciones.
    • Los gastos que el cliente pueda evadir: por las concesiones que le permita el contrato y los gastos por transferencia del capital debidos por el cliente.
    • Los gastos por seguros: También se incluirán las recompensas de los seguros que tengan como misión certificar a la entidad el pago del crédito en caso de muerte, discapacidad o desempleo de la persona que haya recibido el crédito, siempre y cuando la entidad considere como obligación, ese seguro como condición necesaria para dar el préstamo.
    • En caso que la institución tenga ayudas, subsidios de carácter estatal, se tendrán en cuenta los montos que reintegre el cliente, esas ayudas quedarán descartadas de los costes.
  1. Los pagos morosos se tratarán por separados, con indicaciones de las variables tratadas en la liquidación.
  2. En las operaciones a tipo de interés variable el coste efectivo que aparecerá en el contrato se calculará teniendo en cuenta el tipo de referencia inicial que permanecerá durante el tiempo de vigencia del documento contractual.
  3. En los documentos de pago que deben proporcionar habitualmente a los clientes, el coste efectivo se calculará teniendo presente los términos pendientes de liquidación y los importes que quedan por pagar, si todo sigue de manera normal.
  4. Las operaciones a tipo de interés variable, los cambios en los índices de referencia, no se visualizan en el Coste efectivo remanente, si no influye en el tipo nominal de la operación.

Indicadores a tener en cuenta a la hora de solicitar un préstamo

Como muchos conocen el interés es la ganancia que tiene un prestamista por proporcionar dinero en un periodo de tiempo determinado. Pero al transpolar esta visión de interés al banco o la institución financista, se traduce en un por ciento que se encuentra por encima del precio de un capital.

En ese sentido a la hora de solicitar un préstamo se debe tener presente y conocer varios indicadores que les mantendrán al tanto del préstamo solicitado, estos son:

TIN (Tipo de Interés Nominal): Es la cantidad definida en el tanto por ciento del capital acordado en el contrato como compensación a la entidad bancaria o financiera. Se indica como la cantidad que se paga al mes para retribuir al prestamista.

TAE (Tasa Anual Equivalente): Es un indicador que representa un por ciento anual del coste o ganancia de un producto financiero. Incluye el tipo de interés, gastos y comisiones bancarias. Para calcular la TAE se utiliza el valor anual de la periodicidad de los pagos. Brinda una idea más nítida del coste de un préstamo.

Euribor: Es el indicador destinado para calcular los tipos de intereses que se tienen en cuenta para los préstamos. 

CER (Coste Efectivo Remanente): Representa los intereses y el tiempo que queda para devolver el préstamo. Es decir es un dato que hace referencia al coste de un préstamo, teniendo presente nada más, los intereses y los pagos que faltan por liquidar hasta el vencimiento del préstamo.

El coste efectivo remanente es muy parecido a la Tasa anual equivalente, y es que la TAE, brinda el dato del coste anual del préstamo y sin embargo el CER, se emplea después de conocer y disponer del préstamo y va variando según se aproxime el tiempo de vencimiento del anticipo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies